martes, 27 de febrero de 2018

HRDA. D. JULIÁN SANZ COLMENAREJO, CAMADA 2018

Comenzamos este año nuestro campear, por tierras serranas de Colmenar Viejo, concretamente en la finca "Cerro Longo", donde pastan parte de la vacada de HDRA. DE D. JUAN JULIÁN SANZ COLMENAREJO. Allí quedamos con el hijo de la propietaria, Dña. Carmen Sanz, el joven pero ya muy experimentado ganadero Julián Revelles Sanz. La verdad es que el campo este año no está bonito, frío aire, algo de nieve, pero agua poca y hace mucha falta, mucha.
De la procedencia e historia de la casa, no voy a "platicar", ya que es muy sabida y contada. Nos centramos en la actualidad, que es lo que nos mostrará el devenir en un futuro a corto o medio plazo, del juego y resultado de los pupilos de esta vacada.
En los últimos años se refrescó la sangre contreras que poseía la casa, con productos Domecq-Núñez, de diversas vacadas, como de Tierra Joven (de su pariente Manolo Sanz, Los Eulogios), entre otros, que están resultando muy esperanzadores. Tres años seguidos lidiando varias camadas de erales (sobre todo) y algún utrero, en festejos de rejones y festejos menores y festivales, lo atestiguan. Ganado que ha ganado en clase, calidad y duración, limando las algunas de las asperezas que mostraban antaño sus reses y que relegaron a la vacada a lidiar prácticamente en festejos populares.
En esta lucha está el amigo Julián, que con una afición descomunal, le pone todas las horas del día y de la noche en el empeño, de conseguir que sus toros vuelvan al circuito de las novilladas serranas.
Además complementa la crianza del toro bravo, con la explotación "lúdica" de la finca, dando eventos, capeas, fiestas y visitas guiadas, gracias a las cuales, estos últimos años, pudo mantener la ganadería a flote. 
La camada está compuesta de unos 43 machos, 1 toro, 5 utreros y el resto erales. Ya hay cosas apalabradas, que les iremos desgranando según se confirmen las fechas. Es gratificante y a la misma vez, me da una enviada sana, ver a gente joven viviendo del, para y por el toro. Espero que siga así muchos años.
Bueno le agradezco a Julián su amistad y complicidad, que siempre me muestra cuando piso su casa y le deseo lo mejor del mundo para este 2018. Una muestra fotográfica de la visita. 

Semental con dos de sus "concubinas", bajo, reunido, largo, hondo. Un dije
Precioso eralito de saca
Añojitas curioseando
Jugando al escondite
Una vaca de avanzada edad, con reminiscencias "Contreras"
Añojos y añojas, listos para recibir su "bautismo de fuego", en el herradero
Serio y cuajado utrero de saca
Gordas vacas de vientre con sus retoños
Erales atentos al cite
Calentándose al sol mañanero tras la heladora noche
Guapo y armónico novillo, posando plácidamente
Que balcón tan bonito, el toro y el paisaje, una gozada
Tremendo añojote, cuajado cuajado
Esperando su ración de "tacos"
Utrero de mucho trapío, cuando se cuaje, será un "tío"
Conato de pelea, no pasó de la "bravuconada"
Perfectamente hechurado el eralito, este no falla
Otro de los utreros de saca, armónicamente bonito
Serias las madres de la casa
El único toro de la camada, bajo y reunido
Las rocas y maleza del monte, dan mucho juego para la "foto".

Por: Raúl Castro

No hay comentarios:

Publicar un comentario